lunes, 29 de julio de 2013

Blancanieves y los siete enanitos (1937) de David Hand



''Espejito, espejito...''
Archiconocidísimo primer y maravilloso largometraje animado de la Disney, corría el año 1937 y el señor que supuestamente está hibernando en un congelador, maravilló al mundo entero con esta dulzona adaptación del cuento de los hermanos Grimm (porque la verdad el cuentecito se las trae, para niños precisamente no era mucho). Yo siempre digo que cuando uno va a comentar una película de Disney tiene que hacer lo posible para situar su mente unos cuantos añitos atrás, a nuestra tierna infancia, edad con la que estos maravillosos clásicos nos hacían disfrutar de lo lindo. Vistos con veinti tantos, treinta y tantos o cuarenta y tantos, es obvio que esa parte de ignorancia con la que afrentamos su visionado con poca edad, nos hace ver este tipo de films animados de otra manera y más hoy en día que la Pixar tiene el monopolio casi por completo del cine de animación para los más pequeños, pero yo creo que no es muy difícil cuando escuchas ese característico sonido, casi mágico diría yo, que te indica que el famoso castillo de Disney está haciendo su aparición en la pantalla queriendo esto decir que una de sus tantas fantásticas obras maestras está a punto de comenzar, que entonces ya te sea imposible impedir que nuestro lado infantil tome control y nos invada la nostalgia gracias a esos momentos tan especiales vividos en el pasado contemplando estos fantásticos pedazos de Arte animado. 

''Cantando al trabajar"

La sádica madrastra reclamando el corazón de Blancanieves
La historia de Blancanieves es por todos de sobra conocida, una chica que vive como sirvienta en un castillo a merced de su malvada madrastra. Ésta, le tiene una envidia insana porque está convencida de que es más bella que ella, excusa suficiente para matarla. Encarga la tarea a un cazador, el cual no se atreve a quitarle la vida a la joven Blancanieves. La chica huye por el siniestro bosque y es ayudada por un puñado de animalitos a llegar a una cabañita en la que viven siete enanitos junticos todos. Se harán amigos y todo será muy feliz, hasta que la madrastra averigüe que Blancanieves sigue viva y sufra esa diabólica transformación a vieja artrítica poseedora de manzanas tóxicas.

¿Quién no ha tarareado eso de "I go, I go..."?

Blancanieves conoce a los siete enanitos
He llegado a leer por muchos sitios, gente que se mofa del argumento de "Blancanieves" porque dicen que es rematadamente gilipollas, que si un montón de animalitos limpian una casa, que si que excusa más tonta por parte de una mujer adulta de matar a una chiquilla dejándose llevar por celos infantiles, que si vaya mal lugar que deja a los enanos por reflejar una imagen suya de guarros y dejados, hasta que si vaya pintas de maricón tiene el príncipe. Francamente, no creo que haya que analizar muy en profundidad "Blancanieves y los siete enanitos" por su argumento o por sus supuestas y rebuscadas connotaciones, francamente absurdas en mi opinión (no creo que fuera su intención hacer apología negativa de los enanos, mandaría huevos), algunas con tendencia a tener un planteamiento mínimamente inteligente (resultando todo lo contrario). Creo que sin más sigue siendo una película para que los más pequeños disfruten y para que los que la vimos de pequeño sigamos sintiendo esa nostalgia tan especial que ya nombré antes, recordando aquellas sensaciones tan geniales que nos hacía vivir cuando éramos pequeños y la vimos en su momento.

El divertido momento en el que los enanos toman un baño

Hay que saber reconocer además que su realización es digna de admirar, teniendo en cuenta que tiene ya casi 80 añazos, que se dice muy pronto, no pudiendo negar por lo tanto que se trata de una auténtica obra maestra del cine. Para los que de todas formas insistan en estas memeces para agarrarse a algo para intentar desprestigiar un film de Disney por ser ciertamente cursi, irreal, demasiado imaginativo, etc; yo les diría ¿sabéis lo que implica una película de animación infantil?, ¿no sabéis cómo es el universo de Disney? Creo que ese tipo de licencias dulcificadas no es algo que se le pueda criticar, ¿acaso no son películas para niños? En fin, se ve que a más de uno le cuesta dejar sacar a relucir su lado más cándido e inocente. Por mi parte he de reconocer que "Blancanieves" no es una de mis películas Disney favoritas, ni es una de a las que más cariño guardo, pero sin dudas sé reconocerle los méritos que justamente merece. 

El beso de la resurrección

Debido a mi amplio gusto por el terror me veo en la obligación de señalar algún fragmento de la película, cuya ambientación es tenebrosa y muy sombría (como por ejemplo el aterrador laboratorio de la madrastra de Blancanieves), parecen delatar influencias del mismo Edgar Allan Poe. 

El siniestro laboratorio de la perversa madrastra es un lugar escalofriante

Como curiosidad recibió un premio Oscar precisamente por el logro de Walt Disney de haber realizado el primer largometraje de dibujos animados en la Historia del Séptimo Arte. 

A Walt Disney le dieron un Oscar y siete
miniaturas del mismo (se ve que para hacer la coña)

*MI MOMENTO FAVORITO: el mítico instante en que la madrastra camuflada de vieja pelleja envenena a Blancanieves con la mortífera manzana y es posteriormente perseguida por los enanos vengadores. 

Blancanieves a punto de saborear un suculento bocado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada