viernes, 20 de junio de 2014

Rebeldes (1983) de Francis Ford Coppola



El prota principal, Ponyboy Curtis (C. Thomas Howell)
La otra adaptación que Coppola hizo de Susan E. Hinton, ¡como Dios manda! Muchos comparan ésta y "La ley de la calle" ambas basadas en las novelas, del mismo título, de la autora mencionada, y señalan que la segunda es superior, menospreciando a esta "Rebeldes" incluso como una peliculilla menor en la filmografía del director. Yo digo "¡Y un cuerno!". Mientras "La ley de la calle" es un tostonazo aburrido e intragable, "Rebeldes" es una preciosa y emotiva historia de amistad, de hecho a día de hoy se ha convertido en un gran y nostálgico clásico, por varios motivos. El primero de ellos es porque resulta curioso ver el plantel de jóvenes actores que componen sus casting, los cuales luego serían la mar de populares; véase a Matt Dillon, Diane Lane (quienes volverían a coincidir con Coppola en la "La ley de la calle" el mismo año), el malogrado Patrick Swayze, el icono ochentero Robe Lowe, o el mismo Tom Cruise. 

Ponyboy con otro "rebelde", Johnny Cade (Ralph Macchio, el prota de "Karate Kid")

El ligón de Dallas (Matt Dillon) camelándose
a la puritana Cherry (Diane Lane)
Sin embargo yo lamento que una de las más destacadas presencias de esta película, no haya tenido mejor suerte en su futura carrera, me estoy refiriendo al protagonista principal de esta tierna historia, ese jovenzuelo (de aquélla) llamado C. Thomas Howell, un chaval que tuvo bastante popularidad en los ochenta (siendo incluso, digamos, un icono adolescente) y cuyos inicios le pronosticaban un futuro prometedor en el mundo del cine (de hecho venía de trabajar con Spielberg en "E.T., el extraterrestre", había sido uno de los niños de las bicicletas), pero que por desgracia, su trayectoria se estancó recién iniciados los noventa y fue cuesta abajo. Lo repito, una lástima, porque el chavalín tenía un gran talento y en esta película lo demostró con creces en su papel de Ponyboy Curtis. Comparte protagonismo junto a él, otro de esos juveniles juguetes rotos ochenteros, Ralph Macchio (futuro prota de "Karate Kid"). 

Otros dos del clan de "rebeldes", Sodapop y Steve
(unos jovencísimos Rob Lowe y Tom Cruise)

Cameo de la hijita del dire, Sofia Coppola
Destaco la interpretación del trío; Howell, Macchio y Dillon (que como ya he señalado en otra ocasión es un actor que me encanta y me parece que está infravalorado), ambos están fantásticos y sus personajes son el núcleo central de la historia (los del resto figuran de manera más secundaria). Por ejemplo Patrick Swayze también está correcto, pero esto no se puede decir del resto, supongamos que debido a que sus papeles no daban para mucho más; en concreto Tom Cruise, cuyo personaje podríamos decir que hasta prescindible, pero bueno, seguramente sea la presencia más llamativa del reparto, puesto que fue el que más prosperó profesionalmente (ese mismo año Cruise protagonizaría su primer éxito, "Risky Business"). He leído por ahí que hay quien dice que la trama del film es un tanto simplona, y tienen razón, pero yo siempre he dicho que no porque una cosa sea simple, ha de poseer menos valor (hay un buen montón de mierdas que resultan infumables de lo enrevesadas que son). 

Dallas busca líos hasta ingresado en el hospital

"Rebeldes" es una película muy bonita que a más de uno nos hizo derramar más de una lágrima; con una historia, que sí, simple, pero no por ello menos emotiva. Tal vez defraude un poco su precipitado final y una especie de crítica muy suavizada de la violencia en las calles, pero pasando por alto esas minúsculas trabas, es una película indicada para ver, disfrutar y llenarse de nostalgia. Desde aquí digo que en mi opinión es, y así de tajante lo digo; ¡la mejor película de Coppola!, a mí me hizo sentir muchas más emociones y sensaciones que su "Drácula", o la saga entera de "El padrino". En definitiva, es un film muy especial, de ésos que alarmantemente escasean hoy en día, y a diferencia de su "hermana bastarda", "La ley de la calle", ésta sí obtuvo unos muy decentes resultados en taquilla. No hay que ser muy listos para ver cuál de las dos se llevó la congratulación del público, pues. 

La pandilla unida, a la cabeza el más responsable Darrell (Patrick Swayze)

*MI MOMENTO FAVORITO: ése en el que Ponyboy (C. Thomas Howell) lee una emotiva carta de Johnny (Ralph Maccio), después de haberse sucedido una serie de trágicos sucesos. A mí la verdad se me saltaron las lágrimas de la penita. 

¡Qué bonito, por favor! ''Snif, snif''

No hay comentarios:

Publicar un comentario