domingo, 11 de diciembre de 2016

Demasiado asustada para gritar (1985) de Tony Lo Bianco



Un asesino brutal anda suelto
Una especie de thriller policíaco (con tintes giallescos) y ciertos ramalazos del cine slasher tan popular durante los ochenta, como tantos otros, bastante obsoleto y desconocido, pero que cumple a la perfección con las condiciones necesarias para poder ser considerado una pieza de culto. El film no está nada pero que nada mal, presenta una trama entretenida e interesante, en la cual las influencias del gran maestro Alfred Hitchcock son notorias. La historia se desarrolla en un inmenso hotel, en el que comienzan a producirse una serie de horribles asesinatos. El principal sospechoso es uno de los conserjes, bastante afeminado (detalle importante además, para la trama), el cual vive con su madre inválida en su casa -interpretada por Maureen O' Sullivan, la recordada Jane de ''Tarzán de los monos'' y madre de la actriz Mia Farrow- (¿esto recuerda bastante a ''Psicosis''?). La policía mete, pues, a una infiltrada en el hotel para que lo investigue de cerca (interpretada por una joven y atractiva Anne Archer, posteriormente conocida gracias a ser la cornuda esposa de Michael Douglas en ''Atracción faltal'' y también esposa -pero no cornuda- de Harrison Ford en ''Juego de patriotas''). 

El principal sospechoso, el conserje afeminado Vincent
(Ian McShane) con su madre inválida (Maureen O'Sullivan)

El asesino se despacha a golpe de cuchillo
El film juega bien sus cartas a la hora de crear suspense, parece que va por una dirección y finalmente se producen varios giros inesperados que cambian por completo el devenir de los acontecimientos. Hay bastantes asesinatos (no muy sangrientos ni gore, la mayoría ocurren fuera de plano), algún que otro desnudo femenino (¡eran los ochenta, cómo no!), un contenido gay bastante inusual en este tipo de films (lo cual me sorprendió muchísimo y marca el patrón diferenciador del mismo) y un final excelente, en donde se deja ver claramente la indudable influencia de la magna ''Psicosis''. Es una película bastante difícil de encontrar (a no ser que sea recurriendo al señor eMule, el cual nos ha posibilitado a muchos recuperar joyas perdidas en la época del VHS como ésta), pero sin lugar a dudas yo la recomiendo, es bastante mejor de lo que a priori podría parecer, no es sobresaliente, pero está muy bien.

Los polis investigadores (Mike Connors y Anne Archer)

Gemidos en la oscuridad (1980) de Danny Steinmann



La prota, Jennifer Fast (Barbara Bach)
Un discretísimo film de terror ochentero, bastante desconocido a pesar de que resulta de lo más interesante. ''Gemidos en la oscuridad'' (título más parecido a una peli porno) que así se bautizó en España, aunque en vídeo se editó como ''El invisible'', mezcla el cine de suspense más clásico (se notan ciertos ramalazos de ''Psicosis'') con el slasher (sin llegar a serlo en profundidad) que estaba despuntando en ese momento. Dirige Danny Steinmann, todo un director de culto en los ochenta, el cual nos regaló dos joyitas, además de la que nos ocupa, ''Calles salvajes'' y la defenestrada, aunque para mí espléndida ''Viernes 13, parte 5. Un nuevo comienzo''. Steinmann venía de hacer una film porno en 1973, y ésta supuso su primera película, digamos profesional, aunque debido a ciertos problemas (no he encontrado mucha información del tema) no acabó de filmarla en su totalidad y apareció acreditado como Peter Foleg. 

Un afitrión muy fisgón

Hay algo peligroso en el sótano
He leído por ahí quien ha señalado en cierto comentarios, que Steinmann, a pesar de su corta trayectoria profesional, desarrolló un estilo bastante característico dentro del cine de serie B, y es cierto, se nota que tenía energía filmando, y era capaz de elaborar un buen trabajo escénico lo suficientemente potente (a pesar de medios precarios y argumentos manidos o un tanto previsibles). ''Gemidos en la oscuridad'' nos cuenta como tres amigas, reporteras de televisión (al estilo ''ángeles de Charlie'') viajan hasta un pueblo de la América Profunda, para realizar, pues un reportaje. Allí se ven casi obligadas a refugiarse en el caserón de un pueblerino que parece ser muy amable, quien vive con su hermana, una mujer atormentada y retraída. Dentro de la casa, las pobres mujeres comenzarán a ser acechadas por una amenazadora presencia, ¿qué ocultan sus anfitriones en el sótano de la casa? La película empieza lenta, durante la media hora inicial, el ritmo es un tanto parado y no parece que vaya a arrancar en condiciones la acción, pero la cosa acaba cambiando y todo comienza a ir in crescendo

¿Qué se cuece entre los muros de la casa?

Nuestra prota pasará un malísimo momento
La película va de menos a más, hasta un final que si bien, puede ser previsible, está gratamente conseguido, con una atmósfera aterradora y opresiva y una historia grotesca y truculenta a partes iguales. La verdad que en cierto sentido, me sorprendió, es una peliculilla de la que me esperaba poco y me dejó un grato sabor de boca. El film gana más en su parte de misterio y terror psicológico que en su vertiente slasher, las muertes son muy lights y sangre apenas hay, pero tampoco lo necesita, resulta igual de tenebrosa sin necesidad de ser muy gráfica. La fotografía es muy buena, el guión aunque simple es efectivo, la escenografía es escepcional y el trabajo actoral también enormemente correcto; destaca la guapa Barbara Bach (chica Bond en ''La espía que me amó'' y mujer del ex-Beatle Ringo Starr), como una especie de sufrida ''final girl'' de turno. No desvelo nada más acerca del misterio que oculta su trama, sin lugar a dudas la considero una peli de auténtico culto, muy recomendable.

''Un besito, guapa''

viernes, 9 de diciembre de 2016

¿Quién la ha visto morir? (1972) de Aldo Lado




El prota, Franco Serpieri (el ex-Bond
George Lazenby con pintas de indigente)
Aquí tenemos otro giallo italiano de los setenta, no brillante pero sí efectivo, el cual presenta el esquema argumental calcado que caracteriza al subgénero. La trama arranca con el asesinato brutal de una niña en la nieve, mientras ésta esquiaba. El culpable parece ser una mujer que lleva un velo negro y unos guantes de hilo oscuros; del film me parece un gran acierto la forma de presentar al asesino, en general con un plano subjetivo y una excepcional y atemorizante banda sonora de Ennio Morricone. Pasan los años y en Venecia, este asesino (o asesina) sigue actuando, y su próxima víctima es otra niña, la hija del protagonista y posterior investigador de turno (George Lazenby, quien interpretó nada más y nada menos que a James Bond en la fallida ''Al servicio secreto de su majestad'', el cual por cierto sale con unas pintacas de puerco preocupantes, nada de la porte de galán que poseía haciendo de 007).

Señalada por el asesino

El asesino ataca
Los sospechosos, como en todo buen giallo, son múltiples y muchos personajes parecen tener muchos secretos que parecen relacionarlos con los asesinatos de las pequeñas. Una trama enrevesada, ritmo firme y tensión abundante. En su parte final, la cosa flojea un poco, en especial al descubrirse el pastel que, en lo personal, me parece un tanto precipitada y menos impresionante que por ejemplo otros giallos más potentes y mejor conseguidos. Desde el punto de vista audiovisual, el director (curtido en giallos) le saca buen partido a la fotografía y a la puesta en escena, y por supuesto lo más destacado, como ya señalé antes, la BANDA SONORA de Morricone (que incorpora unos aterradores cánticos infantiles que acompañan muy bien a la acción). Por supuesto, no puede faltar erotismo y algo de sangre, aunque los asesinatos no son muy fuertes ni imaginativos. En resumidas cuentas, es un giallo correcto, no es de mis favoritos, pero sin lugar a dudas es recomendable para todos los amantes del subgénero italiano.

¿Quién la ha visto morir?

El calzonazos (1974) de Mariano Ozores



El pobre Juan (Paco Martínez Soria) es un calzonazos
Todo el mundo conoce más que de sobra a ese icono del humor hispano de los sesenta por excelencia, que fue Paco Martínez Soria. Sus películas se han emitido miles de veces tardes de Sábados en ''Cine de barrio'' en TVE-1, y seguro que todo el mundo las ha visto aunque sea de pasada, más de una vez. ''El calzonazos'' me parece una de sus películas más graciosas, en su estilo claro. Hay que tener en cuenta a la hora de ver estas películas añejas, su contexto; por la época en la que se filmaron hay muchos elementos que a día de hoy chocan de más. ''El calzonazos'' nos cuenta la historia de un hombre, al que su familia toma por el pito del sereno, tanto su mujer, como su hija, como su cuñada, y hasta el servicio, le vacilan y lo manejan a su antojo, teniendo al pobre hombre como un muñeco al que manipulan y el cual no se atreve ni a toserles. 

La familia de Juan

A Juan le recomienda su médico (Antonio Ferrandis)
que se haga pasar por loco para imponerse
A todo esto, le pondrá remedio su médico, quien les cuenta a la familia del hombre, que éste se ha vuelto loco y que deben hacerle caso en todo sin llevarle la contraria. Será cuando el hombre, como se dice, se pone los pantalones en su casa y comienza a ser el mandamás, sometiendo a sus anteriores martirizadores a su totalitarismo dentro de su hogar. Bueno, vamos a ver, la película puede tener su gracia si se ve desde el punto de vista totalmente humorístico del momento, aparte de que no lo neguemos, Martínez Soria tiene una gracia innata. A día de hoy seguro que ''El calzonazos'' sería tachada como algo muy negativo por parte de los feministas, porque cuando nuestro protagonista se rebela, mantiene la postura de que la mujer debe estar en la casa y dedicarse a sus labores mientras él es el comodón que se sienta a leer el periódico, claro reflejo de un pensamiento bastante retrógrado. No por estos detalles creo que la película deba ser atacada sin remilgos, insisto que hay que tener en cuenta que todavía fue estrenada en la época de la dictadura en nuestro país. 

Juan se convierte en el hombre de la casa

Sin tener en cuenta estas minucias, la película me parece graciosa, sobre todo el último tramo en el que Martínez Soria intenta escaparse de su familia, los cuales lo quieren encerrar en un manicomio pensando que está loco, y se hace pasar por una señora (antecediéndose a uno de sus papeles más memorables en ''La tía de Carlos''), con señor encimoso queriendo ligar con él, sin lugar a dudas a mí me hizo estallar a carcajadas. La película además cuenta con la participación de actores míticos de nuestro país, véase Florinda Chico, Antonio Ferrandis (recordado por ser Chanquete en ''Verano azul''), Emilio Gutierrez Caba o María Kosty. Una buena muestra de aquella comedieta hispana anticuada vista a ojos de hoy en día, que constituyó un enorme porcentaje de la producción de nuestro país de un tiempo y un momento, simpática, llevadera y entretenida, sin buscarle dobles sentidos, aunque resulten apreciables.

Juan liga mucho como fémina

lunes, 5 de diciembre de 2016

Lo que la verdad esconde (2000) de Robert Zemeckis



Norman Spencer (Harrison Ford) y su mujer Claire (Michelle Pfeiffer)
Una película muy interesante, arranca como una especie de homenaje a Hitchcock, acabando convirtiéndose en una peli de terror sobrenatural, convencional pero muy efectiva. ''Lo que la verdad esconde'' encuentra en sus puntos a favor la potente dirección de Robert Zemeckis, el cual si no me equivoco se estrenó en el género de terror con este film, y la verdad demostró salir bastante bien parado, y en las excelentes interpretaciones de sus protagonistas, Harrison Ford y sobre todo el grueso de la historia, Michelle Pfeiffer, la cual se muestra creíble y arrebatadora como atormentada esposa acosada por un perturbador recuerdo del pasado de su marido que no parece querer descansar en paz. El guión es correcto, como ya dije empieza de una forma que después se demuestra falsa, Pfeiffer sospecha que su vecino de enfrente ha matado a su mujer, convirtiéndose en la espía oficial de éste, claro guiño a ''La ventana indiscreta''

¿Tendrá malas pulgas este fantasma?

Contactando con los espíritus
A todo esto aparece el fantasma de una mujer rubia, ¿la mujer de su vecino asesinada?, ¿será?, ¿no será?, el film juega con esta posibilidad aportando interesantes giros que irán propiciando sorpresas más o menos inesperadas, depende lo que esté el espectador de acostumbrado a ver este tipo de película. Lo que queda, sin lugar a dudas es un thriller tenso, mezclado con terror sobrenatural, con buenos sustos (excelentes efectos sonoros que son el principal elemento para crear encogidas en el público), ritmo in crescendo y amplia facilidad para entretener durante dos horas. No es una película que haya descubierto nada nuevo, pero ya he dicho, es funcional y efectiva, y además está muy bien hecha, tanto desde el punto de vista argumental como audiovisual. Es ampliamente recomendable, el final además, a mí me encantó, Harrison Ford me sorprendió en un rol muy atípico a lo que nos suele tener acostumbrados, y hasta ahí puedo leer. 

Momentos tensos en el baño

jueves, 1 de diciembre de 2016

¿Qué fue de tía Alice? (1969) de Lee H. Katzin



La asesina de ama de llaves, Clare Marrable (Geraldine Page)
El director de ''¿Qué fue de Baby Jane?'', Robert Aldrich, ejerce en esta ocasión de productor de este otro clasiquillo añejo de ''terror de viejas'', del cual, no hay más que leer el título para darse cuenta que hace referencia a la inmortal peli mencionada con anterioridad. Después del épico combate en la pantalla entre Bette Davis y Joan Crawford, se convirtió en algo bastante recurrente el hecho de coger a viejunas glorias del cine y disponer un enfrentamiento entre ambas, llegando a suponer esto un propio subgénero dentro del thriller o suspense, como ya señalé inicialmente, el ''terror de viejas''. ''¿Qué fue de tía Alice?'' resulto otro simpático ejemplo del mismo, y tenemos a una señorona, interpretada muy correctamente por Geraldine Page, la cual se lleva un chasco cuando su adinerado marido la palma y se da cuenta de que la ha dejado sin un céntimo. 

La investigadora Alice Dimmock (Ruth Gordon)

La Sra. Marrable finge muy bien ser
una respetable señorona de Alta Sociedad
Sin embargo, ella no está dispuesta a dejar de darse la gran vidorra y para ello planea un maquiavélico plan para poder seguir disponiendo de cuantiosos ahorros, y para ello, nada más y nada menos, se encarga de buscar amas de llaves, que durante un tiempo trabajen en su casa, que posean suman cuantiosas de pasta, para que se la confíen a ella y posteriormente, sin miramientos, las asesina. Para que no la descubran, entierra posteriormente sus cadáveres en su jardín trasero, plantando un pino (no vale hacer el chiste fácil), sobre la tumba de cada una de ellas. En un período considerable el jardín ya exhibe pinos en abundancia. Pero ahora, se ha presentado a su servicio la amiga de su última víctima (Ruth Gordon, que venía de ganar un Oscar por interpretar a la satánica vecina metiche de Mia Farrow en ''La semilla del diablo''), la cual pretende descubrir el pastel, haciendo las labores de detective. La anfitriona asesina no tardará en ir atando cabos acerca de la identidad de su última ama de llaves. El film está bastante bien, posee buenos momentos de suspense, una dirección correcta y loables interpretaciones. 

¿Desenmascarará la Sra. Dimmock a la Sra. Marrable?

Quizás posea en el clímax final un cierto halo de comedia involuntaria, porque la verdad la ama de llaves investigadora se delata como alguien excesivamente torpona y que con creces se gana su desenlace. Al ver a las dos protagonistas viejunas peleándose la una con la otra, es inevitable que no se nos escape alguna risa involuntaria, por ello digo que dicha escena con seguridad pretendía ser más seria de lo que se ve reflejado en pantalla. Pero bueno, salvo esa nimiedad considero que es merecedora de ser catalogada como clásico dentro del subgénero de ''terror de viejas'' y sin llegar a la categoría de la magna ''¿Qué fue de Baby Jane?'', creo que es una de las más representativas de esta variante dentro del thriller. No está mal y es bastante entretenida, y por cierto posee un irónico final que la verdad supone un gracioso giro sorpresivo muy bien traído.

¿Se saldrá la Sra. Marrable con la suya?