miércoles, 24 de julio de 2013

Navidades negras (1974) de Bob Clark



Una inquietante casa navideña
Probablemente una de las películas más importantes, sin esto ser esperado para nada, del género de terror de todos los tiempos y me explico. Tenemos una película que de forma muy discreta y muy indirecta ya apuntaba maneras a lo que estaba a punto de venir y que defintivamente "La noche de Halloween" de John Carpenter acabó instaurando en 1978. El slasher iba cobrando forma tímidamente y asomando poco a poco la cabeza en la industria cinematográfica, aunque no podría decirse que "Navidades negras" es un slasher al uso (aunque haya un psicópata). Sin embargo sí que fue la introductora de muchos clichés que se instaurarían en el género más adelante y como ya he dicho a raíz del estreno de "La noche de Halloween". En definitiva la película funciona como un ejercicio magnífico de suspense más que como film en sí de asesinos psicópatas carniceros y más vista con los ojos de un espectador de hoy en día. Lo que no se puede negar es que Bob Clark creó todo un clásico, verdaderamente inquietante y es que "Navidades negras" brinda situaciones de gran tensión. 

Las chicas recibiendo llamadas amenazantes

Barbara (Margot Kidder)
La historia se sitúa en una gran casona, que es la residencia de un grupo de chicas universitarias. Es Navidad y durante una fiesta reciben una escalofriante llamada obscena y amenazante. Esa misma noche una de ellas desaparece sin dejar rastro, mientras las llamadas se intensifican y la voz del acosador se muestra cada vez más agresiva. Lo que no saben es que el que las llama (nosotros desde el principio, sí), es un psicópata perturbado que está oculto en el desván de la misma casa donde están las chicas, y que hace las llamadas desde dentro de dicha casa.


El desván de los horrores

Jess (Olivia Hussey) y Peter (Keir Dullea)
Es increíble del film, como sin casi violencia, sin sangre y con muy pocos elementos, logra resultar tan escalofriante y tan aterrador. La ambientación es ejemplar, esa casa aparentemente segura, ese desván oscuro y ese psicópata misterioso que habla con múltiples voces y que acojona a las pobres chicas con llamadas telefónicas produce una mezcla magnífica de lo que es una buena película de terror. La película empieza de forma lenta, se toma su tiempo en arrancar y eso es muy positivo, el hecho de que los espectadores sepamos más que los propios personajes va creando una acumulación de tensión que explota en su aterrador final plagiado en la posterior "Llama un extraño" en 1979. 

Muertas, y no precisamente de miedo

El detective Fuller (John Saxon)
Los minutos finales son lo mejor de la película y he de reconocer que lograron ponerme muy nervioso y eso no es muy fácil de conseguir. Ese nerviosismo también colabora a crearlo su extraña banda sonora que mezcla cánticos navideños que adquieren un tono siniestro y ruídos de elementos naturales como el viento, o crujidos de puertas. De verdad "Navidades negras" es una película estupenda, aterradora y muy bien hecha y encima fue la cuna de la que se sirvió toda una generación de posteriores films que también a su vez se convirtieron en grandes clásicos y enormes éxitos. "Navidades negras" es una de esas abuelas del género tan especiales y es obligatorio echarle un vistazo si se es adorador del terror porque es una de esas obras magnas tan espectaculares de antaño y yo sinceramente creo que no ha perdido esa capacidad de inquietar al espectador a pesar de contar con casi 40 años de edad, que se dice muy pronto. 

"Soy Billy y te estoy viendo"

*MI MOMENTO FAVORITO: para mí el más acojonante y aterrador del film, ése en el que logran localizar de dónde provienen las llamadas y le informan a la prota, Jess (Olivia Hussey), que están siendo hechas desde dentro de la propia casa. La joven tendrá la opción de huir despavorida o subir al piso de arriba a ayudar a sus dos amigas, supuestamente dormidas, a un riesgo de que el psicópata la pueda atacar. 

"El asesino está en la casa"

No hay comentarios:

Publicar un comentario