viernes, 12 de julio de 2013

Tiburón (1975) de Steven Spielberg



La primera víctima
Por descontado la mejor de las películas cuyo malvado (por así decirlo) es una animal que pone en peligro a los humanos. Realmente me parece la mejor porque fue la que instauró la fama tras su gran merecido éxito. Una película mítica que nos cuenta el terror que siembra en un pequeño pueblo costero, la aparición de un enorme escualo de 8 metros de longitud. El sheriff del pueblo (Roy Scheider), un cazador de tiburones (Robert Shaw) y un científico experto en el mundo marino (Richard Dreyfuss), formaran un pequeño grupito que irá en búsqueda del animal para librar a la comunidad de tan aterradora amenaza. Me hace gracia lo muy cándido que se ha vuelvo Spielberg hoy en día criticando de forma absurda la violencia en las películas y diciendo lo innecesaria que es, incluso retocando miserablemente con tecnología digital una escena de "E.T." en la que sustituye los rifles que portan dos tipos por dos enormes walkitalkies para erradicar de la película todo atisbo de violencia.

¡Todo el mundo fuera del agua!

El sheriff Brody (Roy Scheider)
Me parece patético. ¿Entonces qué tendría que hacer con "Tiburón"? ¿Acaso no es una película violenta? Acaso el señor Spielberg no demostró un exceso de crueldad al mostrarnos como un inocente niño en su colchoneta es brutalmente devorado por el inmenso tiburón. ¿Cómo retocaría eso Spielberg hoy en día? ¿Que el tiburón realmente lo que se quería comer es la colchoneta del niño? Francamente me parece que Steven Spielberg es toda una institución en el mundo del cine que ha creado películas absolutamente impresionantes, pero que a la vez es medio lelo por otra parte, tan asemejado con el universo familiar y cándido creo que se la ha ido un poco la olla y pretende ir de alma cándida y tipo anti-violencia cinematrográfica y se olvida que él mismo ha sido todo un sádico y que ha demostrado tener una mala leche desproporcionada contra los infantes en sus películas (sino ver también "Parque Jurásico" y contemplad el calvario atroz que sufren los niños).


El equipo de valientes que va a acabar con el tiburón

¡Qué lastima el pobre niño de la colchoneta!
En fin digo todo esto porque obviamente estoy en contra de esa absurda falsa moral del señor Spielberg y quiero reflejar que no hay nada de malo en mostrar violencia en una película, siempre que sea fingida y falsa, bastantes atrocidades hay ya en el mundo real y no va a dejar de haberlas por edulcorar las películas. En resumidas cuentas no estoy hablando nada de "Tiburón", pero es que realmente ¿qué puedo decir de un film tan famoso, tan mítico y que prácticamente todo el mundo le ha echado un visionado? Pues que es un prodigio en toda regla. Todo un clásico de agobiante terror, esa banda sonora pone los pelos de punta como ninguna otra, jamás he visto representar una sensación de amenaza tan clara a través de unas notas musicales de manera tan acojonante como en esta película. ¿No os da la impresión solo con oir esas sacudidas de la partitura de John Williams, de que veis venir al tiburón? Verdaderamente escalofriante, no me extraña que este film hiciera plantearse a más de uno si era seguro darse un bañito.

¡El bicho no perdona el desayuno!

El hijo del sheriff está en peligro
Mención aparte merece la puñetera obra de Arte que es el tiburón en sí mismo, es impresionante el realismo de este cacharro de metal, es verdaderamente increíble y luego te topas con mierdas como "Deep Blue Sea" que 23 años después presenta una porquería de tiburones digitales que producen risa y pena. En fin, "Tiburón" es una cojonuda obra maestra copiada y plagiada hasta la saciedad, algunos de estos productos han sido verdaderamente geniales también, véase el caso de "Piraña", aunque prácticamente la mayoría de posteriores productos no han sido capaces de recrear la maravilla fílmica que el señor Spielberg y su lado más sádico (antes de volverse un blandengue de cuidado) han sabido crear. Pues no descubro América, una película absolutamente imprescindible.

¡El bicho acojona lo suyo!

*MI MOMENTO FAVORITO: el momento que me impactó con creces al verla de niño fue sin lugar a dudas ése en el que el enorme escualo se zampa a Quint (Robert Shaw). 

"Le falta un poco de sal, pero bueno"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada