martes, 16 de julio de 2013

Viernes 13, parte 5. Un nuevo comienzo (1985) de Danny Steinmann



Tommy Jarvis de niño (Corey Feldman)
En 1984 la Paramount había tomado la decisión de matar de por vida al asesino Jason Voorhees. No obstante la excelente recaudación de "Viernes 13, último capítulo", dijo que aún muerto Jason, todavía se podía estirar el chicle y seguir sacando rentabilidad a la franquicia.  Y así fue, con toda la cara en 1985, sacaron la quinta parte, titulada "un nuevo comienzo", la cual pretendía ser un nuevo punto de inicio de la saga. La verdad es que esta secuela también me encanta y además me gusta especialmente por la simple razón de que intenta aportar un detalle original dentro de lo comunmente explotado anteriormente. Precisamente por ese cambio de aires que da en cierto sentido, con respecto a sus predecesoras, se ha convertido en la parte más repudiada y odiada por los fans de "Viernes 13", en mi opinión de manera injustificada.

Tommy Jarvis ya crecidito (John Shepherd), sigue trastornado por el recuerdo de Jason

Pam Roberts (Melannie Kinnaman), la "final girl" de esta secuela
La acción se sitúa cinco años después de la cuarta parte. Al final de ésta el pequeño Tommy Jarvis (Corey Feldman) logró matar al asesino de la máscara de hockey, Jason Voorhees. Ahora Tommy ya es un joven crecidito (John Shepherd) que está un poco mal de la olla debido al traumático recuerdo que le dejó su encuentro con Jason. Por ello lo traen a una especie de albergue en el campo, cerca de Crystal Lake (no había otro sitio), que es una casa en la que cobijan a jóvenes chavales con problemas emocionales, para que se recuperen y puedan encarrilar sus vidas. Pero la cosa se complica con la llegada de Tommy, los recuerdos y las pesadillas sobre Jason se vuelven más intensos y para colmo, uno de los pacientes asesina a otro a hachazos. Este espantoso crimen, sin embargo, será el inicio de una aterradora circunstancia, ya que comienzan a ser cometidos una serie de sangrientos y crueles asesinatos por la zona cercana, que siguen a la perfección las técnicas utilizadas por Jason.

Jason ha muerto pero los asesinatos en Crystal Lake no cesan

"Me duele la gargant...aaaarrggg"
Pero si Jason está muerto, ¿quién es el responsable de estas atroces muertes? Esta secuela recupera un poco el espíritu de la primera, aportando un cierto grado de suspense al plantearnos la incógnita de quién es el asesino. No obstante, esto no es un thriller, y aquí lo que menos importa es la investigación policial o las tácticas sofisticadas de los personajes principales para desenmascarar al asesino, esto es un slasher y no lo olvidemos es "Viernes 13", aunque no esté Jason, aquí lo que importa es la carnaza y que haya un buen puñado de jóvenes que mandar al otro barrio. Digo esto porque la identidad del asesino se hace bastante evidente, sobre todo cuando poco a poco vayan quedando menos personajes con vida, y las pistas que pretenden aportarte para despistar su posible identidad son bastante banales y ciertamente faltas de interés.

¡Tampoco cesan en Crystal Lake las parejitas...

... que tienen finales trágicos!
Así mismo el tema del trauma de Tommy, no me parece que se explote como debiese, pero en resumidas cuentas, todo esto poco importa a la hora de la verdad. Como producto slasher de la época, me parece cojonudo, con su buena ambientación, la banda sonora acojonante, un asesino implacable (que sí, que no es Jason, pero poco le tiene que envidiar), una curiosa sorpresa final bastante original y su buen porrón de muertes sangrientas (curiosamente es una de las secuelas que mayor número de cadáveres circulan por la pantalla), algunas bastante perjudicadas por la puta censura (pero que cumplen, sobre todo porque algunas resultan bastante desmadradas). A mí me parece una secuela con una buena calidad, de hecho, dicho sea de paso, me parece la última de la saga que tiene una calidad aceptable porque a partir de la sexta la cosa iría irremediablemente cuesta abajo.

"Buff, no quisiera estar en tu lugar"

"Ni tampoco en el lugar de ésta"
El porqué fue tan denostada y criticada fue porque se quiso salir de la línea, digamos, establecida hasta el momento y por lo visto la cosa no cuajó demasiado, a pesar de que en taquilla cumplió con creces (costó 2 millones de dólares y consiguió sólo en Estados Unidos casi 22). En mi opinión la incorporación de estos cambios me pareció un agradable acierto y que pudo haber significado, como dice su título, un nuevo comienzo para esta excelente saga. El error fue que en la sexta prescindieran de lo contado en ésta y se las ingeniasen, de manera chapucera, para devolver a Jason a la vida ya haciendo caer la saga en un chistoso y mero espejismo de lo que comenzó siendo. Pero a lo hecho pecho, como ya he dicho, en mi opinión la última "Viernes 13" realmente buena, esta quinta parte es otra de mis favoritas, me parece super entretenida y, aún basándose en los mismos clichés de siempre, aportadora de un enfoque original que la saga necesitaba y que tal vez la hubiese mantenido en un alto entandarte de haber continuado en la línea que el final de ésta marcaba y no omitirla por completo en la sexta y tacharla de por vida como la secuela paria. Da exactamente lo que pide, es un joyón slasher, con el valor añadido de poseer ese aire ochentero tan especial.
 
¿Usurpando a Jason?

Como ya comenté, esta secuela recibió, al igual que muchas otras de "Viernes 13" diversos tijeretazos en montaje por culpa de la censura. Aquí he logrado rescatar, no sé de donde, una escena (de mala calidad, debe de ser de un recorte de una revista que tendrá sus años) censurada que corresponde a la muerte de una de las chicas, Robin (Juliette Cummins), dicha imagen que representa la muerte explícita de la chica (no vista en pantalla) no la he encontrado subida en ningún otro lugar en Internet.

Muerte de Robin (Juliette Cummins) sin censurar

*MI MOMENTO FAVORITO: cuenta con la presencia de la genial "final girl", Pam Roberts (Melannie Kinnaman) que le echa un par de huevos y ella solita atenta contra el asesino con una motosierra. Me parece una escena cojonuda que además demuestra algo que no se suele comentar en ningún sitio y es que en este tipo de pelis, las tías son super fuertes y guerreras, para que luego haya imbéciles que proclamen que el género de terror es degradante para el sexo femenino.


¡Las chicas son guerreras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada