viernes, 19 de julio de 2013

Aullidos (1980) de Joe Dante



Karen White (Dee Wallace)
Para mí es la mejor película de hombres lobo de la historia, no sólo eso, también me parece una de las mejores películas de terror que jamás se han hecho. "Aullidos" es una película muy importante en el panorama cinematográfico de terror, además de porque es un film excepcionalmente realizado, marcó un antes y un después en los films sobre licántropos y es que adaptó esta figura a los tiempos más modernos, rompiendo con la que había aportado el cine clásico hasta ese momento, que es la que hasta ese año 1980, había sido la inspiración para todas las películas habían tratado el tema. Lo primero que choca de "Aullidos" es la forma en la que está contada, demostrando lo bien concebido que está el guión y la sorprendente historia de la que parte la trama. 

¡Ésta discretita va!

Buscando libros sobre hombres lobo
La película arranca como un aparente thriller psicológico que se transformará (como los propios hombres lobo) en un aquelarre de horror con colmillos muy afilados. Nos cuenta el horror que sufre una famosa presentadora de televisión, Karen White (Dee Wallace), ante el acoso de un peligroso violador que está suelto por la ciudad y que ha matado brutalmente a varias mujeres. La mujer participa en una operación policial y se ofrece como gancho para cazar a este criminal. A Karen le quedará un profundo trauma cuando presencie como este perturbado es acribillado a balazos por la policía ante sus ojos. A partir de ese momento se verá asediada por unos espeluznantes sueños que perturban su estabilidad emocional. Debido a estos problemas, su psiquiatra (Patrick MacNee) le recomienda trasladarse, junto con su marido (Christopher Stone) a un lugar muy tranquilo en el campo donde conviven un grupo de dispares personajes que también se están recuperando de crisis nerviosas (en teoría, porque la verdad es que son unas personas un tanto raritas). Pero todos nos intuimos que esta pobre mujer no vivirá momentos precisamente tranquilos, porque ha ido a caer en medio de una comunidad de voraces licántropos. 

¡Pasión feroz!

El Dr. George Waggner (Patrick MacNee)
El film está dirigido por un auténtico especialista en el género, Joe Dante que ya había dirigido la genial "Piraña" y que posteriormente dirigiría maravillas de cine fantástico como las dos partes de "Gremlins" o "El chip prodigioso", aportando una película visualmente muy atractiva y verdaderamente aterradora. Nos encontramos ante una fantástica adaptación de la historia clásica del hombre lobo presentando unas variables que se han instaurado a su vez como icónicas. Por primera vez, comprobamos como los hombres lobo pasan de ser seres torturados por su maldición a personajes que no sólo son conscientes de la existencia de su parte mortífera, presentada como la liberación de la psique más perversa del ser humano, sino que además están encantados y se muestran totalmente desinhibidos, por lo tanto esa catalogación de maleficio (vista en anteriores películas) se percibe por parte de estos nuevos licántropos como un don. La atmósfera pesadillesca del film es sensacional, abruma porque transmite una asombrosa sensación de angustia, que predomina en el film, al espectador.

¡Que viene el lobo!

Karen y Chris (Dennis Dugan) contra los licántropos
Me gustaría señalar que me parece muy injusto que "Aullidos" no cuente con un Oscar por sus impresionantes efectos especiales que son realmente asombrosos (obra de Rob Bottin y con la colaboración de Rick Baker), vistos hoy en día y comparados con los que hacen digitalmente no puedo más que admirar la labor de aquellos años y reírme de lo chapuceros que resultan un puñado de píxeles cambiantes ante la pantalla. Es indignante ver como la supuesta evolución que debería aportar las técnicas digitales dan resultados tan bochornosos, hoy en día, sin lograr el impresionante realismo que una marioneta de látex podía transmitir.

Sin lugar a dudas ésta es la película más violenta de Joe Dante

¡Éstos sí que eran unos maquillajes de puta madre!
El resto de elementos pues también son sobresalientes, desde la banda sonora de Pino Donaggio hasta las interpretaciones de un reparto correctísimo entre los que destaca la mítica Dee Wallace (también vista en "Las colinas tienen ojos", "Cujo", "E.T." o "Critters"). Todo ello conlleva a la creación de una obra de terror suprema, excelente, magnífica, todo lo que se diga para glorificarla es poco. Es que no hay más que echar un vistazo a unas cuantas maravillosas obras del género que se hicieron en esta época, como ésta, y corroborar que la mayoría de los productos de terror que se hacen hoy en día son una puta mierda, haciendo las pertinentes comparaciones (porque en algunos casos no resultan tan odiosas). Como curiosidad, a modo de homenaje muchos de los personajes tienen nombres de directores que han hecho pelis de hombres lobo durante su carrerra (véase George Waggner, Terence Fisher, Freddie Francis,...)

Convirtiéndose en lobo delante de las cámaras

*MI MOMENTO FAVORITO: tengo obligatoriamente que señalar una acojonante escena, mítica entre las escenas míticas, que presenta una sobrecogedora y excelente transformación (la primera hecha ante los ojos de los espectadores) del psicótico Eddie (Robert Picardo) en un enorme y bestial lobo ante los aterrados ojos de Karen White (Dee Wallace). Cuando la vi de niño, con unos 7 años, me acojonó por completo, vista hoy en día me sigue maravillando por el excelente curro del equipo de efectos especiales con el que contó la película. 

¡Para mí la mejor de las transformaciones de hombres a lobo de la Historia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario