martes, 23 de julio de 2013

Trampa mortal (1977) de Tobe Hooper



El hotel Starlight
Tras haber puesto el listón verdaderamente alto con la magnífica joya "La matanza de Texas", Tobe Hooper se puso en marcha para hacer otro film de temática similar y que divagase entre los mismos planteamientos que ya había mostrado en su anterior y aterrador film. Así pues, basándose en un atroz hecho real (un tipo que alimentaba a un cocodrilo con personas humanas), concebió esta historia, junto con Kim Henkel (también co-autor de "La matanza de Texas"), sobre un tipo solitario (Neville Brand) que está como una cabra y que regenta un hotel aislado de la civilización (sí, igualito que Norman Bates). La peculiaridad que presenta el film es que este tipo tiene en una charca contigua al hotelucho un enorme cocodrilo, al que alimenta con el cadáver de todo aquél, que por infortunios del destino, ha osado hospedarse en el dicho lugar. En fin, he leído por ahí un montón de críticas que ponen a parir esta película, diciendo en resumidas cuentas que es una mierda. Yo voy a ser menos drástico y voy a señalar tanto sus puntos negativos, como sus positivos, porque también los tiene desde mi punto de vista.


Comida para el cocodrilo

Judd (Neville Brand), el psicópata
Yo creo que en lo que más pierde este film es en las inevitables comparaciones con la suprema obra maestra que Hooper realizó con anterioridad, "La matanza de Texas". Y es que lógicamente "Trampa mortal" es muy inferior. Hooper no logró repetir ese torrente de angustia y horror que sí reflejó en su ópera prima, labrando un film más liviano (a pesar de que presenta más violencia gráfica y numerosos desnudos). También le perjudica que el ritmo de la película sufre muchos altibajos, empieza bien, luego decae, luego se vuelve a poner interesante, vuelve a decaer y así sucesivamente, el guión presenta serios problemas a la hora de mantener el interés por parte del espectador, divagando muchas cuestiones que distraen la acción de la trama central, lo que sin duda es un garrafal error. Por otro lado yo señalaría como defecto el propio psicópata. Vale que Neville Brand lo hace bien, es un tipo que está como una cabra y es violento y agresivo, pero el retrato que se hace de él en la película creo que le perjudica, mostrándolo a veces un tanto ridículo, en ningún momento logra intimidar ni transmitir ese miedo que transmitía la figura de Leatherface, por ejemplo. Por otro lado también considero que la película tiene una diversidad de subtramas innecesarias, las cuales la mayoría de ellas son poco atractivas. 

El cocodrilo tiene hambre

La pequeña Angie (Kyle Richards)
Ahora bien, tampoco creo que "Trampa mortal" sea un mierdón. Creo que tiene sus virtudes, una de ellas es esa enfermiza atmósfera, una especie de aire cartoon pero siniestro, con unos colores irreales que dan el aspecto al hotel como de lugar no terrenal, pesadillesco, lo que me pareció un gran acierto. Por otro lado tenemos la cuantiosa virtud de que la película presenta un argumento anticipado al slasher puro y duro, cuando todavía éste no estaba labrado (no sería hasta el año siguiente con "La noche de Halloween" donde se empezaría a hablar del slasher en sí), lo que le otorga puntos para tenerla en cuenta como una película meramente antecesora de un estilo de cine que iba cobrando forma. Otro acierto que debo señalar es el reparto en sí, el cual me parece de lo más curioso ya que desfilan una serie de rostros bastante populares y reconocidos para los amantes del género de terror. 

La pobre Marilyn Burns otra vez en problemas

Otro que se debió pensar dos veces haber ido a ese hotel
En primer lugar tenemos a Marilyn Burns como una de las protagonistas, la sufrida superviviente de "La matanza de Texas", repitiendo papel de angustiante y peleona víctima del psicópata (su interpretación desde mi punto de vista es muy creíble y francamente buena, en la línea de su papel de Sally Hardesty), también está por ahí Mel Ferrer ya vejete, una estrella de Hollywood venida a menos, Carolyn Jones (a la que se puede ver en películas míticas como "Los crímenes del museo de cera" o "La invasión de los ladrones de cuerpos"), William Finley (uno de los actores fetiche del magnífico Brian De Palma), a la pequeña Kyle Richards (¡ojito!, tía de Paris Hilton, la cual sería la niña a la que cuidaría Jamie Lee Curtis en "La noche de Halloween") y nada más y nada menos que a Robert Englund, en uno de sus primeros papeles (y desde luego bastante detestable), quien años después se convertiría en una leyenda encarnando a un icono entre los iconos del terror, el asesino Freddy Krueger. Por último señalar también que la película es bastante violenta y tiene algún que otro asesinato potente. Por lo tanto, estoy de acuerdo con que "Trampa mortal" no es una película excelente, es más comparada con el anterior trabajo de Hooper, se nota que es muchísimo menos efectiva como film de terror asfixiante y como clásico en sí del género. No obstante, también opino que está demasiado machacada y que es repudiada un poco injustamente ya que es grato reconocerle ciertos méritos que también posee y más cuando sí se destacan muchas veces gran cantidad de méritos en bochornosas mierdas que desde luego comparadas con "Trampa mortal" convierten a ésta en una obra de sublime categoría. No es una joya, pero sí se puede ver, además es como mínimo curiosa.

Robert Englund antes de ser Freddy Krueger

*MI MOMENTO FAVORITO: el personaje que hace Robert Englund en esta película, es tan idiota, tan chulo y tan gilipollas que se agradece cuando el psicópata Judd (Neville Brand) lo lanza de un empujón a la charca y el cocodrilo se lo zampa de un bocado. 

¡Ñam, ñam!, ¡engullido estás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada